La Raza Cannabis Association: Organizando los Campesinos Latinos en California

de Sarah Russo​

Click here for the English version

Miguel Molina creció en una casa rural en el condado de Sonoma, donde sus padres mantenían una jarra de tintura de cannabis sobre el mostrador de la cocina. Los tallos, las hojas y las raíces de la planta estaban empapados en alcohol y almacenados al lado de otros remedios hechos a mano. Cuando alguien de la familia lo necesitaba, la maceración de cannabis se aplicaba como linimento para músculos y articulaciones doloridos.

La historia de Miguel con el cannabis no fue única para un niño en las comunidades latinas de California, los derivados del cannabis son un agente básico de la medicina tradicional. En su casa, todas las partes de la planta tenían aplicaciones. Los adultos guardaban las flores psicoactivas para ellos. “Mi padre me permitió cultivar cannabis en el jardín” explicó Molina, “porque no quiso que su hijo estuviera con los criminales en las calles.”

La conexión familiar de Molina con la yerba se ha mantenido, y su voz audaz de barítono se escucha regularmente en el premiado programa de radio “Flashpoints” en KPFA, del cual es co-presentador y produce en Berkeley. El programa discute una amplia variedad de temas sobre justicia social, incluyendo la subrepresentación de las voces latinas y otras minorías, en una industria del cannabis que evoluciona rápidamente.

El grupo estaba envalentonado ante la reciente decisión de California de implementar legislación estatal para el comercio de marihuana medicinal. Molina y varios colegas anunciaron en noviembre de 2015 la formación de “La Raza Cannabis Association”, una red polifacética de apoyo para agricultores, recolectores, manicuradoras y otros trabajadores latinos del cannabis.

En español, “la raza” significa el orgullo del patrimonio latino y americano nativo. Coincidentemente, la raza significa también “variedad de cannabis” en inglés. Gran parte de la cultura latina, dijo a Proyecto CBD, tiene sus raíces en la agricultura. El cultivo del cannabis y otras plantas está tejido en la sociedad latina, junto con una tradición de agricultura de subsistencia y convulsión sociopolítica. Las camisetas de La Raza Cannabis Association ofrecen prominentemente una imagen de Pancho Villa, el líder revolucionario mexicano, fumando su mota.

“La gente piensa que la marihuana viene de los años 60, cuando fué descubierta por los hippies. Los latinos ya la fumaban en 1920,” dice Molina, el director del grupo. Él sabe bien las raíces racistas de la campaña “Reefer Madness” y los años opresivos que siguieron. La prohibición en los EEUU empezó como una campaña con un tono de rechazo a los mexicanos. Las leyes anti-marihuana han funcionado como un instrumento de control social que continúa usando como blanco, de forma desproporcional a las minorías étnicas, especialmente a los jóvenes.

El cofundador de La Raza Cannabis Association, Jonathan Melrod, dice que la organización proporcionará servicios legales para los campesinos y trabajadores del cannabis, muchos de ellos indocumentados. Son los trabajadores los más vulnerables y explotados de esta industria y necesitan protección legal para asuntos complejos de inmigración y empleo.

En la opinión de Molina, los grupos que abogan por los derechos de inmigrantes y trabajadores migrantes tienen tendencia a pasar por alto a los que que trabajan en el cultivo comercial más grande de California. La Raza Cannabis Association ha contactado con la Unión de Campesinos Unidos y otros trabajadores latinos. El grupo quiere conseguir alianzas para aumentar el número de trabajadores sindicados y otorgarles voz, en un tiempo en el que la industria está en transición.

Con las nuevas regulaciones adoptadas por el gobierno del estado, los productores de California pueden pedir una licencia para cultivar cannabis. La Raza Cannabis Association ofrece asistencia a los productores latinos que quieran obtener permisos para un negocio legítimo. Pero muchos productores “son disuadidos porque no tienen los papeles,“ dice Melrod, “O tienen miedo de entrar en una lista de vigilancia. No tienen acceso a información correcta sobre las leyes y sus derechos.”

Con la fiebre verde ganando velocidad, La Raza Cannabis Association suplica que no olvidemos a aquellos que cargan con el mayor peso. La Raza Cannabis Association busca internos y voluntarios. Para más información, entra en su sitio web: www.larazacannabis.com

Find dispensaries near you

(and delivery services)