EL ÚLTIMO ALIENTO DE LA PROHIBICIÓN: “SÓLO EL CBD”

Los mercaderes de aceite de cáñamo industrial trataron de darle un giro positivo a la bofetada que la Food and Drug Administration le dio a las compañías que ofrecían productos de CBD como si fueran legales en todos los 50 estados de Estados Unidos.
Por Martin A. Lee el Marzo 26, 2015
Flaws in CBD Only laws

“Lo que cae, debemos empujarlo.”—Nietzsche

Los mercaderes de aceite de cáñamo industrial trataron de darle un giro positivo a la bofetada que la Food and Drug Administration le dio a las compañías que ofrecían productos de CBD como legales en todos los 50 estados de Estados Unidos.

Al final de Febrero e inicio de Marzo, la FDA envió cartas de advertencia a 11 compañías por hacer afirmaciones médicas sin evidencias acerca de sus productos con CBD.

La FDA también probó algunos de los productos ofrecidos por estas compañías y encontró que en muchos casos contenían poco o nada de cannabidiol.

Las cartas de advertencia de la FDA no se dirigían a otras inexactitudes en el etiquetado, tales como afirmaciones de que el CBD se extrae de las ramas y semillas de la planta de cáñamo y no de las hojas y las flores.

Tampoco la FDA se dirigió directamente al status legal del CBD. La proliferación de aceites de CBD de cáñamo aumentó porque la FDA no dijo que los productos de aceite de CBD fueran ilegales per se.

Pero el hecho de que la FDA haya esquivado el asunto de la legalidad del CBD no quiere decir que la FDA lo haya dejado a un lado. La FDA aún no ha aprobado al CBD como suplemento dietario o como droga.

Mientras tanto, los distribuidores de Nutracéuticos, están muy impacientes por el CBD. Ansían la claridad acerca del status legal del CBD derivado del cáñamo industrial con menos del o,3 por ciento de tetrahidrocannabinol (THC).

El cannabidiol extraído de Cannabis rico en CBD permanece ilegal bajo las leyes federales a pesar del hecho de que no es embriagante, no es letal y no tiene efectos secundarios adversos conocidos (aunque su interacción con algunas drogas puede ser problemática).

Las leyes estatales no esperan a la firma de las Federales. Trece estados en meses recientes han proclamado las leyes llamadas “Sólo el CBD”, o mejor dicho “Leyes de bajo THC”. Aunque los cínicos podrían llamarlas leyes de “Mantengamos la marihuana ilegal”.

Respaldadas por Republicanos conservadores y Demócratas de la coalición conservadora que por mucho tiempo se han opuesto a la marihuana medicinal, muchas de estas leyes de sólo el CBD proporcionan una defensa afirmativa para que algunas personas usen aceite rico en cannabidiol derivado de cáñamo o Cannabis cuyo contenido de THC sea igual o inferior al 0,3%, según la Guía Federal. Pero el Gobierno de cada Estado de Estados Unidos dicta sus propias reglas. Algunos limitan las fuentes de productos ricos en CBD y especifican un estrecho rango de condiciones en las cuales el CBD puede ser usado, otros no.

¿Probarán las leyes de “sólo el CBD” ser un primer paso hacia a una legislación completa de la marihuana medicinal en los estados conservadores de EEUU? ¿O “sólo el CBD” es un callejón sin salida que retarda y frustra el acceso seguro a un amplio rango de terapias con Cannabis?

Hasta la fecha es difícil para los residentes en los estados de “sólo el CBD” obtener aceites ricos en CBD legalmente. E incluso cuando pueden, muchos podrían decepcionarse al encontrar que el aceite bajo en THC no funciona para todos. Muchos pacientes de marihuana medicinal no quedan bien servidos con las leyes de “sólo el CBD”. Necesitan acceso a un espectro más amplio de remedios de la planta completa de Cannabis, no sólo medicinas bajas en THC.

Padres de niños con desórdenes convulsivos y otras dolencias serias han estado en la vanguardia de los despachos estatales para que promulguen leyes que protejan a las familias que buscan acceso a aceites ricos en CBD. En Febrero, políticos de Virginia – en donde cultivar cáñamo fue obligatorio hace tiempo por decreto colonial – lanzaron la legislación de Bajo THC en respuesta a las súplicas de los padres y otros defensores de los pacientes. Los padres de Virginia han aprendido a través de grupos de discusión online y de la experimentación ilícita que aumentar el aceite rico en CBD adicionándole algo de THC –o mejor THCA, la versión cruda sin calentar del THC – ayuda con el control de las convulsiones en muchos casos.

El THCA, como el CBD, es un compuesto no psicotrópico de la marihuana. Si es ingerido, el THCA no hace que una persona se sienta “elevada”. El THCA se convierte en THC, The High Causer (Juego de palabras que traduce “La Causa del Eleve”), después de que las flores de marihuana secas son “activadas” por la exposición al calor vía combustión o cocción.

Entonces los políticos de Virginia legalizaron el THCA, así como el CBD, proporcionándose una defensa afirmativa para aquellos pacientes que necesitan acceso seguro a Cannabis medicinal.

Por años, funcionarios electos y burócratas del gobierno han calumniado esta planta, demonizándola, degradándola y negando su valor terapéutico. Y ahora, luego de décadas de hiperbolizar acerca de la malvada hierba y trivializar lo gracioso, los legisladores están picando la hierba en pedazos, legalizando algunas moléculas de marihuana mientras evitan otras partes de su clasificación botánica Clase I, todavía prohibidas.

Y si todo lo demás falla nuestros temerarios líderes, quienes hace tiempo perdieron toda credibilidad acerca de la marihuana, tienen un último as bajo la manga. Ellos pueden pasar la planta a la Clasificación II y restringir el acceso del paciente al insistir innecesariamente en que los médicos escriban recetas por triplicado para aquellos que podrían beneficiarse de la terapéutica del cannabis.

Reclasificar al Cannabis como sustancia de Clasificación II debería hacer el camino para la investigación clínica suprimida hace muchos años. Eso sería un desarrollo positivo. Ubicar el Cannabis en la Categoria II sería un avance significativo de otras maneras, pero la Categoría II tampoco va muy lejos. El Cannabis – alto en THC, rico en CBD, y sus variaciones – debería ser desclasificado y regulado como una hierba medicinal, no como una molécula farmacéutica aislada o como una droga callejera.

Derechos reservados, Project CBD. No debe ser reimpreso sin autorización.

Traducido por Julian Caicedo, Anandamida Gardens, Colombia