¿Es Seguro el Uso de Cannabis Durante el Embarazo?

La Dra. Stacey Kerr discute el tema controversial del uso de Cannabis durante el embarazo y enseña acerca de su experiencia clínica con madres gestantes.
¿Qué sabemos de los efectos de la marihuana en los niños por nacer?
Destacados: 
  • El uso del Cannabis podría aliviar los síntomas de las náuseas matutinas del embarazo, que en ocasiones son devastadores, y otros asuntos relacionados con la gestación.
  • El Sistema Endocannabinoide es esencial para el crecimiento del feto y la sobrevivencia de un recién nacido.
  • Hay evidencia limitada para complicaciones en el embarazo causadas por el uso de Cannabis y evidencia insuficiente para resultados adversos en neonatales.
  • Las decisiones acerca del uso de Cannabis durante el embarazo deben tomarse con un entendimiento claro de por qué y cómo está siendo usado, con decisiones cuidadosas acerca de las vías de administración, dosificación y la calidad y pureza de los productos.
¿Es seguro el uso de Cannabis durante el embarazo?
Photo credits: Pixabay & Unsplash.com

Pamela está embarazada de nuevo y espera su tercer hijo. Ella y su esposo piensan que será el último porque está pasando momentos terribles con náuseas –malestares matutinos que duran todo el día. Conoce todos los trucos. Galletas Saltinas al lado de su cama, tomar vitamina B6 y B12, comer frecuentemente aun cuando su estómago tiene complicaciones. Intentó con jengibre. Intentó la acupuntura. Consideró la hipnosis. Nada de esto ha funcionado, y el estrés añadido de dos pequeños que necesitan su atención está convirtiendo su embarazo en una experiencia miserable. Realmente quiere este bebé, pero últimamente está teniendo dudas culposas acerca de si vale la pena pasar por todo esto de la náusea y el vómito.

Pamela consultó a su médico. Se le ofrecieron algunas medicinas de prescripción –Droperidol (un anti psicótico), Metoclopramida (causa somnolencia y mareos), Benedryl (somnolencia) o Zofran. Aunque su doctor la tranquilizó acerca de los efectos secundarios en su bebé, Pamela realmente no quiere tomar nada farmacéutico si puede evitarlo.

Pamela ha usado Cannabis ocasionalmente por muchos años. La libera del estrés al final del día cuando los niños finalmente están en cama y tiene tiempo para ella misma. Ayudó con algún dolor que tuvo en el pasado y le ayuda a dormir cuando lucha contra sus episodios de insomnio. Sabe que puede ayudar con la náusea, el apetito y el estrés, pero no sabe si es seguro usarlo durante el embarazo. Así que inició una búsqueda de información en internet.

En línea, Pamela encontró información en conflicto. Algunos sitios dijeron que estaba perfectamente bien usar Cannabis durante el embarazo. Otros advertían sobre daños cerebrales, adelantos de partos, bebés con fallas en el desarrollo y otras terribles consecuencias. Parecía haber alguna investigación en el tema, pero ¿Estaba bien hecha? ¿Era confiable? ¿Cómo iba a profundizar y encontrar la historia real?

Soy una médica de familia y he atendido cientos de nacimientos durante mi carrera. Vivo en un área del campo (California del Norte) donde el Cannabis es usado por muchos de mis pacientes, y cuando descubren que pueden ser honestos conmigo acerca de su uso, mis registros prenatales se hacen más completos.

Muchas madres lo han usado para la náusea y liberarse del estrés. Algunas lo usan porque es simplemente una parte de su estilo de vida. Discutimos esto durante sus visitas, y soy clara con ellas, honestamente no sé si el Cannabis causa daños porque la investigación científica aún es incompleta.

De todos modos, en mi experiencia no he visto complicaciones por el Cannabis –pero sí he visto complicaciones por alcohol y otras drogas. Discutimos la diferencia entre ‘uso’y ‘abuso’. Si ellas planean usarlo, yo las aliento a un uso consciente,micro dosificar para tratar la necesidad sin llegar al sobreuso.

Sin embargo, mi experiencia personal y profesional no era suficiente como para ser una fuente de información confiable para mis pacientes. Empecé a buscar y a revisar la literatura, leyendo los artículos revisados por pares publicados y evaluando el diseño de los estudios y sus resultados.

En este artículo vamos a ver a los hechos. Buscaremos las investigaciones y sus resultados y evaluaremos su valor. Examinaremos las poblaciones que han usado Cannabis durante el embarazo y veremos cómo están sus hijos hoy. La información compartida podría ayudarle a tomar su propia decisión acerca de usar Cannabis durante el embarazo.

Es importante recordar que las recomendaciones del embarazo acerca de qué comer, qué beber, qué medicaciones tomar y cualquier otra influencia externa están cargadas de precaución y miedo. Si el bebé no sale ‘correcto’ ¿De quién es la culpa? Señalar con el dedo de la culpa puede llevar a la culpabilidad, las demandas y/o el arrepentimiento de por vida. Simplemente estar embarazada y llevar un bebé por nueve meses crea riesgos inevitables para la madre y el bebé. Pero para algunos, no hay fin a los riesgos percibidos o a los posibles daños que una madre puede causar a un niño por nacer.

Nota: Los patrones de uso considerados aquí se limitan a usos del Cannabis bien considerados y claramente necesarios. Esto incluye el uso de la hierba o sus constituyentes para razones médicas como náusea, dolor, sueño o posiblemente para la liberación del estrés. Aliento a cualquier usuario de Cannabis a hacerlo conscientemente, con respeto por su poder como medicina.

Los Endocannabinoides son Esenciales

Antes de ver cómo introducir los fitocannabinoides a una madre en embarazo, consideremos el Sistema Endocannabinoide y el papel crítico que desempeña en la creación de una nueva vida. Resulta que nuestros propios endocannabinoides, los que creamos nosotros mismos, son esenciales para la fertilización, crecimiento del feto y sobrevivencia del recién nacido.1

  • a implantación embrionaria en el útero requiere una reducción temporal y localizada de uno de los endocannabinoides más comunes presente en el cerebro – Anandamida.
  • El Sistema Endocannabinoide es responsable por el desarrollo neuronal a través de la regulación de la diferenciación de las células madre en neuronas y por la guianza de la migración axonal y sinaptogénesis (hacer las conexiones correctas).
  • La Anandamida protege el desarrollo del cerebro de traumas de origen natural que inducen a la pérdida de neuronas.
  • El inicio de la succión en el recién nacido, que es crítica para la sobrevivencia, es estimulado por la activación de los receptores CB1 en el cerebro del neonato.

Imagen
endocannabinoids and uterine development

La implicación esencial del Sistema Endocannabinoide en el desarrollo pre y post-natal no sólo aumenta nuestro respeto por el papel que desempeña, sino que también puede aumentar la preocupación por la introducción de fito- cannabinoides en la mezcla.

¿Bajo peso al nacer, Partos Prematuros, Incremento de Admisiones en UCIN?

Con el uso de Cannabis nos preocupamos acerca de errores en las conexiones del cerebro del bebé, que podrían causar un aumento en las complicaciones del embarazo y el parto además del incremento en las admisiones a la unidad de cuidados intensivos y problemas posteriores en la vida del infante como condiciones psiquiátricas, bajo rendimiento académico y un aumento en los desórdenes de adicción. La posibilidad de daño causada por el uso de Cannabis es temible para muchas mujeres embarazadas, sus médicos y parteras.

El artículo más frecuentemente citado en mi comunidad es un trabajo publicado en 2011 por Hayatbakhsh  (Se pronuncia: Hai-at-bak-sheer) y su equipo, cubriendo un período de observaciones de 7 años en Australia. Entrevistaron cerca de 25.000 mujeres embarazadas con cerca de 2.400 de estas mujeres admitiendo haber usado Cannabis alguna vez y 637 admitiendo que lo usaron durante su embarazo en el tiempo de la entrevista. Sus conclusiones fueron:

“El consumo de Cannabis durante el embarazo predijo fuerte y significativamente los resultados negativos del parto, incluido el bajo peso al nacer (Entre 375 g y 0,8 libras más ligeros), nacimientos prematuros, talla pequeña para la edad de gestación y un incremento en las admisiones a UCIN (Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales).”2

Dado que no he visto esta tendencia en mi propia comunidad leí su investigación cuidadosamente. Ellos controlaron el status socio económico, el uso multi sustancias, y tomaron en consideración el uso de alcohol, cigarrillos y otras sustancias ilícitas. Sus resultados permanecieron estadísticamente significativos.

Seguí buscando hasta que encontré el problema con los datos de Hayatbakhsh. Primero, fue el método de colecta de datos: Las mujeres embarazadas fueron entrevistadas como parte de una entrevista rutinaria del tercer trimestre en un hospital de maternidad público, no privado. Las parteras introdujeron los datos en el computador y a cualquiera que admitiera uso actual se le ofreció cuidado directo a través del servicio especializado del hospital para alcohol y drogas. Cualquiera que admitió uso en el pasado fue objeto de preguntas acerca de su uso actual.

Ahora imagínese a usted sentada del otro lado de un escritorio donde una partera le está proporcionando cuidados mientras usted está vulnerable, en estado de embarazo. Le pregunta acerca del uso de drogas ¿Le dice la verdad? ¿Admite algo que provocará su remisión a un servicio especial para abusadores de drogas? Si responde que “Sí” a esto, usted está entre la minoría. Un grupo auto seleccionado como este no conducirá a los mejores datos, con la evidencia sesgada dependiendo de cuántas mujeres jóvenes dijeron la verdad acerca de su uso de Cannabis.

Estudios hechos en otros lugares apoyan mi preocupación en el proceso de colecta de datos. “El 7% de las mujeres embarazadas reportaron usar marihuana durante el período previo de 2-12 meses,3 aunque estudios que miden el uso de marihuana por auto reporte o exámenes de orina han identificado un rango de prevalencia entre el 8% y el 29%.”4

Además, no hubo un seguimiento a largo plazo a ninguna de las madres de los bebés de la cohorte positiva. Estas debilidades en el estudio fueron suficientes para que considerara los datos como cuestionables. Y pasé a la siguiente preocupación.

¿Neurodesarrollo Anormal?

Los errores en las conexiones del cerebro son drásticos, dramáticos, tenebrosos: Nadie quiere pensar que tiene efectos secundarios evitables en el cerebro del bebé. Ésta es una preocupación verdaderamente seria.

Un estudio publicado en 2011 mostró que el THC interrumpe la señalización endocannabinoide natural y altamente eficiente en el cerebro fetal. Los receptores CB1 en el cerebro son integrales al desarrollo de las rutas neuronales en el feto en desarrollo. Este estudio encontró que si está presente, el THC se unirá a estos receptores en lugar de los endocannabinoides.

Imagen
affect of cannabis on developing fetus

Los investigadores diseccionaron cerebros que probaron ser positivos para THC y se encontró que estos cerebros tenían menos de una proteína que ocurre naturalmente llamada SCG10, una proteína que regula el desarrollo neuronal. Los autores hipotetizan que esta disminución de SCG10 puede causar que las neuronas se desarrollen anormalmente en su estructura y dirección.5

Basados en una observación, los investigadores propusieron una hipótesis. Una hipótesis alternativa podría ser que el THC es tan eficiente como los endocannabinoides. Una tercera hipótesis es que el THC es aún más eficiente que SCG10. Simplemente no lo sabemos. De este estudio, lo único que sabemos es que el THC se “une promiscuamente a la familia de receptores cannabinoides.”

Hay una manera aceptada para medir el neurodesarrollo anormal que ha sido usada para evaluar problemas como dislexia, espectro del desorden autista y síndrome alcohólico fetal. La Percepción Global de Movimiento (GMP por sus siglas en inglés) es una medida comportamental de un tipo de procesamiento cerebral que se piensa que es particularmente vulnerable al neurodesarrollo anormal. GMP es la capacidad de percibir el entorno, en lugar de enfocarse solo en las partes individuales. Imagínese ver el show del entre tiempo de un partido de football y ser incapaz de apreciar el patrón que la banda hace alrededor del campo, siendo forzado a ver solo a un intérprete de la tuba. Aquellos con la GMP alterada solo serán capaces de ver al que toca la tuba, incapaces de apreciar el panorama completo.

Un estudio publicado en 2015 midió GMP en 145 niños de 4,5 años de edad que habían estado expuestos a diferentes combinaciones de meta anfetaminas, alcohol, nicotina y marihuana antes de nacer junto con 25 niños que no estuvieron expuestos. Los resultados fueron sorprendentes.6

Como se esperaba, GMP estuvo alterada en los casos de exposición prenatal al alcohol. ¡Pero mejoró significativamente con la exposición a marihuana! Y la dirección y magnitud de su efecto fue inesperado; los chicos expuestos a marihuana en ausencia de alcohol fueron cerca de un 50% mejores en tareas de GMP que los chicos que no fueron expuestos a marihuana. La percepción global de movimiento para los chicos expuestos a marihuana y alcohol no fue diferente a la de los niños que no tuvieron ninguna exposición a las drogas. Solo la exposición al alcohol y la marihuana tuvieron efectos independientes en la percepción global de movimiento luego de controlar los efectos de una exposición a drogas múltiple, coeficiente intelectual verbal, etnicidad, precisión visual habitual y sexo. El alcohol hacia lo negativo, y la marihuana hacia lo positivo.

¿Logros Académicos?

Imagen
studies on marijuana during pregnancy

La información acerca del neurodesarrollo fue tranquilizadora, entonces pasé a mi siguiente preocupación. Los logros académicos posteriores en el desarrollo del infante. Goldschmidt y su equipo publicaron una investigación en 2011 que concluyó, “La exposición a Cannabis durante el primer trimestre predijo significativamente resultados académicos pobres a los 14 años de edad.”7 Aquí había algunos seguimientos a largo plazo que podrían ser significativos.

Esta investigación fue más difícil de evaluar. Parecía que tuvieron en cuenta todas las variables posibles: Uso de alcohol prenatal, tabaco, cigarrillos y exposición a otras drogas ilícitas. Yo todavía no he visto este efecto del Cannabis en mi propia consulta después de años de atender partos y de ver crecer esos niños. ¿Cuál podría ser la diferencia?

Llamé a un estadístico. Después de su revisión, me enseñó acerca de los ‘mediadores’. Los mediadores son los factores que deben entrar en juego para causar los efectos observados. En este caso, hubo cuatro mediadores que se listan aquí en orden de importancia:

  • Depresión a los 10 años de edad
  • Un test de Coeficiente Intelectual anormal a los 6 años de edad
  • Falta de atención notada a los 10 años de edad
  • Uso temprano de Cannabis antes de los 14 años de edad

Para que los logros académicos fueran afectados, el chico tendría que haber tenido una exposición prenatal a marihuana, y ADEMÁS al menos uno de los cuatro mediadores. No fue simplemente el uso de Cannabis durante el embarazo, sino una combinación de factores la que causó el bajo rendimiento académico.

¿Enfermedad Mental Severa?

Pasando a la siguiente preocupación, me pregunté acerca de la posibilidad de incremento en la incidencia de enfermedades mentales severas en niños expuestos a Cannabis durante la gestación, especialmente si hay una historia de enfermedad mental en la familia. Esto va junto con la teoría de los errores en las conexiones del cerebro; si los cerebros están mal conectados debido al THC, ¿esto podría activar la esquizofrenia?. Si los adolescentes usan Cannabis, ¿serán más propensos a desarrollar esquizofrenia?

La Universidad de Harvard y el Servicio de Salud de Boston VA analizaron esta posibilidad. La pregunta que se proponen responder es esta. “¿El riesgo familiar de esquizofrenia es un factor crucial subyacente a la asociación entre el desarrollo de esquizofrenia en adolescentes que fuman marihuana?”

Ellos observaron a 282 individuos de las áreas metropolitanas de New York y Boston. Reunieron información de 1.168 parientes en primer grado y un total de 4291 parientes. Colectaron información acerca del uso de Cannabis, y de historia familiar acerca de esquizofrenia, desorden bipolar, depresión y abuso de drogas. Lo que encontraron es que la tendencia a la depresión y el desorden bipolar fue dependiente de la historia familiar de estos desórdenes. Su conclusión: “tener un alto riesgo familiar de esquizofrenia es la base subyacente de la esquizofrenia en las muestras – no el uso de Cannabis.”8

¿Estudios más grandes?

Aún sin estar completamente convencida o satisfecha con la investigación disponible, busqué más y encontré un estudio de la Universidad de Carleton en Ottawa, Canadá. Desde 1978 el psicólogo Peter Fried y sus colegas colectaron datos longitudinales acerca de la exposición prenatal a marihuana como parte un estudio prospectivo prenatal en Ottawa (OPPS por sus siglas en inglés). Los investigadores realizaron cientos de pruebas al mismo grupo de cerca de 145 chicos durante un período de 22 años. El grupo evaluó el desarrollo físico, la capacidad psicomotora, los ajustes emocionales y psicológicos, la función cognitiva, la capacidad intelectual y el comportamiento.

Imagen
marijuana affect on newborn babies

Al final de este estudio extensivo, de largo término, encontraron pocas diferencias entre los chicos expuestos a marihuana y los no expuestos. Después de controlar las variables de confusión, Fried estimó la exposición prenatal al alcohol, tabaco y marihuana combinados como un 8 por ciento o menos de la varianza en los resultados de los chicos en pruebas de desarrollo y cognigtivas.9

Además, ninguna revisión de este tema estaría completa sin incluir el trabajo realizado por Melanie Dreher, una pediatra que publicó en el journal Pediatrics en 1994. Ella buscó chicos expuestos a Cannabis en Jamaica. Fue un estudio relativamente pequeño – observando 24 recién nacidos expuestos a marihuana prenatalmente y 20 recién nacidos no expuestos. Encontró que no hubo diferencias significativas entre los infantes expuestos y los no expuestos al tercer día. Después, en un mes, encontró que los chicos expuestos mostraron mejor estabilidad psicológica. Los recién nacidos de madres usuarias de Cannabis intensivas tuvieron mejores resultados en estabilidad autonómica, calidad de alerta, irritabilidad y autoregulación, y fueron juzgados como más gratos para sus cuidadoras.10

Esto me proporcionó más seguridad acerca de mis pacientes que usaron Cannabis durante el embarazo. Pero todavía tengo un recurso más para explorar.

Los Hijos de la Contra Cultura

A inicios de la década de 1970, un grupo de jóvenes adultos salió de San Francisco para establecer una comunidad con propósitos espirituales junto con el noble objetivo de ‘salvar el mundo’. Compraron 1500 acres en Tennessee y empezaron a construir una comunidad en la que pudieran vivir en armonía con los demás, estableciendo un ejemplo para el resto del mundo e incluso haciendo llegar su ayuda a otros más allá de las fronteras de sus puertas. Eran jóvenes, creando no solo un pueblo sino también familias, trayendo bebés a casa en los bosques de Tennessee. Las parteras laicas que atendían los nacimientos eran excepcionalmente hábiles, guiadas por una mujer llamada Ina May Gaskin. Llamaron a su comunidad La Granja.

Esta comunidad usaba Cannabis. Era parte de su cultura y la consideraban un sacramento. Excepto por un breve período de dos años, conocido como ‘Grass Fast’ (En español, ayuno de hierba), casi todos los que tenían acceso a Cannabis en La Granja, fumaban regularmente. Las mujeres la utilizaban durante el embarazo, algunas durante el parto y muchas durante la lactancia. Hubo una población que expuso a sus hijos por nacer al Cannabis hace 40 años, y me pareció una buena oportunidad para chequear y observar cómo salieron adelante y crecieron estos niños y niñas.

Imagen
pregnant women who use cannabis

En la cuarta edición del libro Spiritual Midwifery (Obstetricia espiritual), hay estadísticas oficiales acerca de 1900 nacimientos en La Granja entre 1970 y 1994. La incidencia de “pequeño para el tiempo de gestación’ o ‘insuficiencia placentaria’ fue de 0,002 % (4 nacimientos). La incidencia de partos prematuros fue del 0,01 % (22 nacimientos).11 Decidí ver cómo estaban esos bebés hoy.

Muchas de las familias eventualmente dejaron Tennessee para buscar sus nobles objetivos en otros lugares, pero aún están conectados a través de las redes sociales y de su historia personal como una ‘tribu’. Contacté a las madres que estuvieron embarazadas en La Granja y les pedí que realizaran una encuesta. Estuvieron muy interesadas y dispuestas a contribuir.

Debo ser clara –esto fue una encuesta, no un estudio científico. Muchas de las preguntas buscaban una respuesta en comentario, no llenar una casilla de verificación – entonces esas respuestas no fueron estadísticamente fáciles de reportar. Pero luego de combinar los datos y comentarios, se reveló alguna información útil.

Las Estadísticas:

  • Se incluyeron 71 respuestas en el reporte.
  • La edad media de las encuestadas fue de 66 años.
  • Las 71 mujeres encuestadas reportaron un total de 178 niños nacidos mientras estuvieron viviendo en La Granja.
  • Su tiempo de vida promedio en La Granja fue de 12 años.
  • La segunda generación de nacimientos duró de 1971 a 1991. Esto es significativo porque representa un período en el que el Cannabis tenía un contenido inferior de THC al que tiene hoy.
  • El 54% de los bebés fueron chicos, 46% fueron mujeres con un radio de 1.20. Esto es un poco alto para los chicos, comparado en el promedio de EEUU de ~1.07.
  • El 11% de las mujeres reportaron no haber usado Cannabis, y el 89% usó Cannabis.

Curiosamente, algunas mujeres mencionaron en sus comentarios que no les gustaba mucho usar Cannabis, pero que lo usaron porque compartir un porro era mucho más fácil que explicar por qué no querían. Había una fuerte presión cultural para usar la hierba.

Imagen
patient survey frequency
He aquí una gráfica que muestra la frecuencia de uso, con algunos comentarios acerca de que tenían un suministro limitado y 5 mujeres que se abstuvieron de responder completamente.
Imagen
addiction disorders & cannabis
Fue de sorpresivo interés para mí el uso de Cannabis durante el trabajo de parto y el nacimiento. Después de todo, esa no es una práctica habitual en las madres en la actualidad, pero eran otros tiempos.

La ruptura estuvo justo en el medio con un 50% que encontró beneficios en Cannabis durante los partos. Muchos comentarios fueron positivos, pero al menos una persona dijo que fumar Cannabis estancó sus labores de parto y solo pudieron continuar luego de que pasaron sus efectos. Otra indicación de que esta medicina herbal tiene efectos muy individuales.

A continuación, probé con enfermedades mentales significativas y desórdenes de adicción. El 27% de las mujeres reportó una historia familar de bipolaridad diagnosticada y reportada, esquizofrenia y suicidios. Las respuestas de esta parte de la encuesta fueron importantes – los estudios son una cosa, pero cómo resultaron esos chicos en la vida real es otra. Seguramente, tuvieron otras influencias: dieta, estilo de vida, una sociedad auto seleccionada, recuerdos cuestionables de historias familiares, y el uso temprano de Cannabis por los niños – algunos con tan solo siete años. Pero con la información que me dio esta encuesta, fui capaz de reportar lo siguiente:

Imagen
mental illness and cannabis use
Imagen
addiction and cannabis

Hice preguntas acerca del ‘Grass Fast’ (los dos años durante los cuales se abstuvo toda la comunidad) pero las respuestas no condujeron a ningún resultado claro. Me he preguntado si podría usar este tiempo como ‘control’ dado que los bebés gestados durante este ayuno de Cannabis no estuvieron expuestos, pero la información fue demasiado vaga para proporcionar resultados claros.

Los comentarios acerca del uso de Cannabis durante el embarazo al final de la encuesta variaron desde “yo no la usaría actualmente”, a “¡El Cannabis es el más grande, el mejor, el más maravilloso aliado y mis hijos son superestrellas gracias a él!”. Parafraseando, claro.

La parte más impresionante de esta información fue mostrar lo que algunos de los chicos estaban haciendo ahora – ¿Son verdaderos miembros que contribuyen en la sociedad? ¿Tienen problemas con el pensamiento cognitivo? ¿Son ciudadanos problemáticos?

La siguiente es una lista de lo que hicieron estos chicos al crecer. No estoy ignorando que esta segunda generación enfrentó, y enfrenta, problemas con salud mental y adicciones, pero quiero enfatizar en que la mayoría de estos chicos está bien. Y de nuevo, no quiero ignorar otros factores que influyen aquí: dieta, personalidades que condujeron a estos individuos a La Granja en primer lugar, uso de otras sustancias, estilo de vida e historias familiares individuales.

CARRERAS REPORTADAS, LOGROS PROFESIONALES Y LOGROS ACADÉMICOS PARA LA SEGUNDA GENERACIÓN EN LA GRANJA:

  • Enfermero (muchos)
  • Enfermera Profesional –Salud de la Mujer y Esclerosis Múltiple
  • Terapista Ocupacional
  • Contratista de Pintura
  • Cuerpo de Paz –Master doble en Desarrollo Sostenible y Relaciones Internacionales
  • Fotoperiodista
  • Médico
  • Actor Profesional
  • Peleador Profesional de MMA – Escalafonado entre los 10 mejores por los últimos 11 años.
  • Gerente de Proyectos para una corporación deTecnologías de la Información (IT)
  • Monologuista de Stand Up Comedy en Second City
  • Instructor de Yoga nivel Senior Iyengar
  • Ejecutivo de Tecnología en Silicon Valley
  • Ingeniero de Software/Administrador de Sistemas
  • Diseñador de Software
  • Profesor de Kinder, Escuela secundaria, Internacionales, Bilingues, etc.
  • Desarrollador Web
  • Artesano Carpintero
  • Biólogo Acuático
  • Artista (muchos)
  • Abogado (muchos)
  • Vicepresidente Bancario – Analista de Finanzas
  • Ejecutivo de Biotecnología
  • Carpintero
  • Ingeniero Civil con el Batallón de Ingenieros del Ejército
  • Contratista
  • Desarrollador de dispositivos Electrónicos de Navegación para DOD
  • Ergonomista
  • Investigador de Homicidios para el Fiscal de Distrito, habla 7 idiomas y trabaja con la policía y las pandillas
  • Mapeo de tecnologías de la información inversa 911 en Francia
  • Plomero Master
  • Graduado de Master en Lengua Clásica
  • Graduado de Master
  • Mecánico y Criador de Cabras Angora
  • Partera
  • Orador Motivacional
  • Músico (muchos)

Revisiones Sistemáticas

Alentada, continúe con la búsqueda de información válida acerca de la seguridad del uso del Cannabis durante el embarazo. La PhD Lynn Zimmer, profesora asociada de Sociología en el Queens College de New York, y John P. Morgan, Profesor de Farmacología en City University Medical School escribieron un artículo para la Alianza Política de Drogas en 1997.12  Hicieron una revisión completa de la literatura disponible para ellos en ese momento. Sus conclusiones:

  • Los resultados adversos son inconsistentes de un estudio a otro.
  • La marihuana contribuye menos que el alcohol o el tabaco a los resultados adversos.
  • Los hallazgos no muestran una relación consistente entre el daño fetal y el tiempo o grado de exposición a la marihuana.
  • El peso de la evidencia científica actual sugiere que la marihuana no afecta directamente al feto humano.

La Médica-Cirujana Meg Hill, interna en Medicina Materna Fetal, y la doctora Katheryn Reed, Profesora y Jefe del Departamento de Obstetricia y Ginecología de la Universidad de Arizona en Tucson, Arizona, realizaron una revisión similar en 2013.13

Dieciséis años después de la revisión de la Dra. Zimmer, concluyeron:

  • Puede haber algunos efectos observables en chicos mayores.
  • Si estos efectos existen con el uso ocasional, o moderado o esporádico, son lo suficientemente sutiles como para no ser demostrados consistentemente entre los estudios.
  • Basados en estos hallazgos, reportes obligatorios de uso de marihuana durante el embarazo y medidas punitivas relacionadas con el uso de esta droga durante el embarazo o lactancia no parecen tener justificaciones médicas.

En 2016, el British Medical Journal publicó una revisión sistemática y un meta análisis de la información disponible. Ellos investigaron y revisaron en 24 estudios. 14 Los hallazgos fueron:

  • Incremento de anemia en las madres.
  • Disminución del peso al nacer, incremento de admisiones en la UCIN.
  • El Tabaco y el Alcohol se incluyeron en muchos estudios.
  • Se basaron en el auto reporte de uso de Cannabis.
  • Hubo estudios con resultados contradictorios, por lo cual no se obtuvieron conclusiones definitivas.
  • El resultado final: Se necesita investigar más.

Más recientemente, en Enero de 2017, The National Academies of Medicine publicó un reporte de “Los efectos sobre la salud del Cannabis y los Cannabinoides.” Un comité de diez y seis respetados científicos, creó un reporte borrador que había sido revisado por quince expertos antes de su publicación. La exposición prenatal, perinatal y neonatal al Cannabis era una sección de este reporte de 468 páginas. El único factor con evidencia sustancial de una asociación estadística con fumar Cannabis fue un menor peso al nacer en los bebés. Hubo evidencia limitada para complicaciones de parto y admisiones a UCIN, e insuficiente evidencia para posteriores salidas que incluyen Síndrome de muerte súbita del lactante, fracaso académico y posterior uso de sustancias.15

El bajo peso es una preocupación que persiste que no parece asociada con cualquier otro factor problemático como falla para desarrollarse o inhabilidad para amamantarse. Como médico de familia y como madre, considero que cualquier mujer que haya tenido un bebé está de acuerdo en que si ella puede tener un bebé un poco más pequeño para dar a luz, uno bueno y sano, lo agradecería.

Qué le Digo A Mis Pacientes

Después de leer todo esto, revisar y encuestar, me quedo con los siguientes puntos que puedo compartir con mis pacientes:

  • Se puede abusar del Cannabis. No abuse.
  • Fumar es irritante para las vías respiratorias. Si desea inhalar, vaporice flores o use una forma alterna de la medicina.
  • La Ley Federal prohíbe el Cannabis.
  • Los Hospitales, Médicos y Servicios Sociales pueden tener respuestas punitivas para los padres que dan positivo a THC.
  • Los bebés expuestos a Cannabis durante la gestación podrían pesar menos que los bebés no expuestos.

Y si usted escoge usar Cannabis:

  • Sea claro acerca de por qué lo está usando y re evalúe esas razones cada vez.
  • Evite fumar – vaporice hierbas o use productos no fumables de fuentes confiables.
  • Use hierbas orgánicas y concentrados que estén libres de químicos y pesticidas.
  • Sea consciente del contenido cannabinoide y micro dosifique la medicina para su eficacia.
  • Tenga atención con la exposición pasiva o accidental de sus niños.
  • Evite dabs, aceites y comestibles de contenidos dudosos.

¿Qué piensa?

CARL, patrocinado por Hawaiian Ethos, es una nueva plataforma para que los pacientes y cuidadores compartan sus experiencias y perspectivas con Cannabis. CARL aún está en desarrollo, y apreciaríamos que nos ayudara a probarlo. Inicie con una encuesta acerca de Cannabis y Embarazo, y permanezca en contacto con nosotros para ver cómo evoluciona CARL para compartir más con usted.

La Doctora Stacey Kerr es una profesora, médica, y escritora que vive y trabaja en el Norte de California. La Dra Kerr tuvo un consultorio privado hasta que se decidió a escribir y educar a tiempo completo. Después de muchos años de trabajar con la Sociedad de Clínicos de Cannabis, y de co desarrollar el primer curso comprensivo online de Medicina Cannabinoide, ahora trabaja como directora médica de Hawaiian Ethos, una compañía de Cannabis basada en evidencias en la Gran Isla de Hawaii.

Derechos reservados, Project CBD. No debe ser reimpreso sin autorización.

Traducido por Julian Caicedo, Anandamida Gardens, Colombia


Fuentes

  1. E Fride, Multiple Roles for the Endocannabinoid System During the Earliest Stages of Life: Pre- and Postnatal Development, ‎J Neuroendocrinol. 2008 May;20 Suppl 1:75-81. doi: 10.1111/j.1365-2826.2008.01670.x
  2. R. Hayatbakhsh, etal, Birth outcomes associated with cannabis use before and during pregnancy, Mohammad Pediatr Res 71: 215-219, December 21, 2011; doi:10.1038/pr.2011.2
  3. Ko JY, Farr SL, Tong VT, Creanga AA, Callaghan WM. Prevalence and Patterns of Marijuana Use among Pregnant and Non-Pregnant Women of Reproductive Age. Am J Obstet Gynecol. 2015
  4. Chang J, Holland C, Tarr J, Rodriguez K, Kraemer K, Rubio D, Arnold R. Direct observation of screening for and disclosure of illicit drug use in pregnancy visits. American Journal of Health Promotion. 2015 In Press
  5. E. Keimpema, Molecular model of cannabis sensitivity in developing neuronal circuits, Trends Pharmacol Sci. 2011 Sep;32(9):551-61. doi: 10.1016/j.tips.2011.05.004..
  6. Arijit Chakraborty, etal. Prenatal exposure to recreational drugs affects global motion perception in preschool children. Scientific Reports, 2015; 5: 16921 DOI: 10.1038/srep16921
  7. Goldschmidt L, et al, School achievement in 14-year-old youths prenatally exposed to marijuana, Neurotoxicol Teratol,(2011), doi:10.1016/j.ntt.2011.08.009
  8. AC Proal, et al, A controlled family study of cannabis users with and without psychosis, Schizophrenia Research, Volume 152, Issue 1, January 2014, Pages 283–288 doi:10.1016/j.schres.2013.11.014
  9. Fried, P.A., Prenatal exposure to tobacco and marijuana: effects during pregnancy, infancy, and early childhood. Clinical Obstetrics and Gynecology 36:319-337, 1993.
  10. Melanie C. Dreher, etal, Prenatal Marijuana Exposure and Neonatal Outcomes in Jamaica: An Ethnographic Study, Pediatrics, Feb 1994, 93 (2) 254-260
  11. Spiritual Midwifery Third Edition, Ina May Gaskin, The Book Publishing Company, Summertown, TN
  12. Use of Marijuana during Pregnancy, Article excerpted from Marijuana Myths, Marijuana Facts: A Review of the Scientific Evidence by Lynn Zimmer, PhD, and John P. Morgan, MD (New York: Drug Policy Alliance, 1997)
  13. Meg Hill, MBBS, and Kathryn Reed, MD, Pregnancy, Breast-feeding, and Marijuana: A Review Article, CME Review Article, Volume 68, Number 10, Obstetrical and Gynecological Survey, Copyright 2013
  14. Gunn JKL, Rosales CB, Center KE, et al., Prenatal exposure to cannabis and maternal and child health outcomes: a systematic review and meta-analysis. BMJ Open 2016;6:e009986. doi:10.1136/bmjopen-2015-009986
  15. Health Effects of Cannabis and Cannabinoids - The Current State of Evidence and Recommendations for Research, published by the National Academies of Sciences, 2017