Robert Clarke: Botánica y Evolución del Cannabis

Rob Clarke habla sobre plantas de drogas ricas en CBD, cepas locales que están desapareciendo y el futuro de la agricultura del cannabis en los Estados Unidos.
Por Cannabis Conversations el Febrero 17, 2016
Robert Clarke Botany and Evolution of Cannabis

En este video Rob Clarke, el coautor de Cannabis: Evolution and Ethnobotany habla acerca de plantas de drogas ricas en CBD, cepas locales desapareciendo, y el futuro de la agricultura del Cannabis en los Estados Unidos.

Transcripción

Project CBD: Project CBD: Hoy estamos hablando con Robert Clarke, famoso escritor y académico, también director del grupo BioAgronomics. Es una firma internacional de consultoría que trabaja en la industria cannábica. Rob es el autor de muchos libros muy interesantes, incluyendo Marijuana Botany y, más recientemente, coautor de Cannabis: Evolution and Ethnobotany, un libro que realmente representa el trabajo de su vida, incluyendo viajes extensivos alrededor del mundo visitando cultivos de Cáñamo y Cannabis. Rob, ¿Qué te trajo a esto?

Robert Clarke: Bueno, me imagino que fue ir a la Universidad de California en Santa Cruz en los años formativos. Si, parecía una manera apropiada para graduarse de la universidad –algo en lo que estaba interesado entonces escribí una disertación de pregrado acerca de Cannabis. Y ha sido mi camino desde entonces.

Project CBD: Bien, yo me acuerdo del día, por allá en los 60’s, final de los 60’s, cuando uno hablaba de Cannabis escuchaba frases como “Acapulco Gold”, “Panama Red,” pero cuando voy al dispensario de Marihuana ahora en California, no veo estas semillas. ¿Qué pasó con esas grandiosas y viejas cepas locales?

Clarke: Si, esas serían como tú dices, lo que llamamos “landraces”. Estas fueron variedades mantenidas por los agricultores locales de acuerdo a las presiones selectivas naturales del ambiente local, Y usualmente seleccionadas para un fin particular, ya sea para Marihuana o para semillas de Cáñamo o fibra de Cáñamo. Y esas eran las variedades de Marihuana originales: la colombiana, mexicana y thai del pasado. Eran las variedades que los cultivadores plantaban para ellos mismos. Entonces, se convirtieron en objetos de comercio. Y en realidad nunca había suficiente de ellas para llenar el mercado en expansión. Entonces, muy rápidamente la gente cultivó lo que pudo conseguir. Ellos trajeron semillas de Estados Unidos de nuevo a áreas de producción como México o Colombia. Y entonces estas variedades locales comenzaron a desaparecer. No había agricultores cuidándolas cada año, manteniéndolas. No hubo selección de plantas nunca más. Simplemente, las hemos perdido con el tiempo.

Project CBD: Y, en términos de la explosión genética, si quieres, empezando a mediados de los 70’s, cuando la gente en los Estados Unidos, y particularmente en el Norte de California, empezaron a cruzar con estas diferentes semillas de diferentes partes del mundo –estas diferentes variedades de cepas locales. Se convirtieron en una clase de ladrillos de construcción para muchas de las cepas que la gente disfruta hoy.

Clarke: Absolutamente, absolutamente. Estos genes todavía están ahí de las variedades locales. No es posible retroceder y encontrárselas in situ nunca más, viviendo donde solían vivir, en esa variedad de genes particular que hace la variedad local. Pero esos genes son –como tú lo dices- ellos fueron los ladillos básicos, ellos hibridaron colombianas con mexicanas, con thais, con indias, jamaiquinas, todo lo que hoy vemos como las variedades droga de hoja estrecha. La verdadera índica, la índica de India, donde se originaron todas, hayan terminado en México o no, todas estas variedades iniciaron en el subcontinente de la India. Y esta hibridación causó este vigor híbrido, como lo llamaremos. Estos fueron pools genéticos aislados que se encontraron luego de que la gente los cruzara, cultivadores de Marihuana en los Estados Unidos y también en Europa, las cruzaron e hicieron estas variedades híbridas que crearon situaciones donde pueden encontrarse las mejores características de ambos padres. Entonces tú puedes tener flores grandes de un padre y maduración temprana y alto contenido de resina de otro, potenciándose mutuamente. Y han salido estas variedades sinsemilla poli híbridas que tenemos hoy. Tienen muchos ancestros, si quieres, muchos padres y abuelos y tatarabuelos.

Project CBD: Pareciera que en el proceso de ganar estos híbridos posiblemente también estamos perdiendo algo, las cualidades de la variedad local, y las propias plantas están siendo afectadas por la misma diversidad que ayudaron a crear.

Clarke: Seguro, seguro. Nos hemos vuelto muy estrechos con lo que seleccionamos. Queremos plantas que tengan mucho aroma, mucha potencia, que maduren temprano, y que den buenas cosechas. Una cantidad de variedades locales no nos dan eso. Esa es la razón por la cual hemos adoptado las variedades híbridas como nuestros estándares en estos días. Pero si tú buscas –a pesar de la variedad que vemos entre una Kush y una Cookie o lo que sea, esto fue realmente buscando la variedad entre una parte muy pequeña de todo el pool genético del Cannabis. Se está dejando de lado las variedades de Cáñamo. Está dejando de lado las variedades silvestres o variedades escapadas que están allí, las variedades no seleccionadas. Y no podemos ir atrás y encontrar los ladrillos de construcción originales nunca más. Entonces estamos varados. Quiero decir, los genes están ahí pero están seleccionados en lo que es popular hoy. Y es difícil retroceder y encontrar una colombiana original para obtener combinaciones de genes de la planta que hemos suprimido, que hemos seleccionado negativamente por los últimos 30 años.

Project CBD: Has estado relacionado como asistente de un proyecto que agrupa el marcaje genético de semillas, el Proyecto Phylos. Yo creo que se basa en Oregon. ¿Podrías contarnos un poco acerca de eso? ¿De qué se trata, por qué te interesa?

Clarke: Este es un proyecto con sede en Portland, Oregon. Phylos Bioscience es el nombre de la compañía. Y el proyecto es el Phylos Bioscience Cannabis Evolution Project. La idea aquí es caracterizar genéticamente y mirar el genoma del Cannabis, el genoma completo, pero en diferentes ejemplares. Tenemos, por ejemplo, las muestras de todos los dispensarios, cerca de 1.000 que han sido analizadas. Y ellas producen –puedes verlo como un racimo de datos, un racimo tridimensional de datos, todo es un bit relacionado con todo lo demás, debido a la situación que acabo de explicar de la mezcla de los ladrillos de construcción básicos.

Pero para resolver esto y demostrar lo que se ha perdido con estas variedades modernas, estamos tratando de encontrar colombianas, mexicanas y jamaiquinas y caracterizar estos ladrillos de construcción genéticamente para saber cómo se relacionan con las variedades modernas. Y es un experimento interesante desde dos puntos de vista. Uno es que puedes empezar a ver la evolución del Cannabis, pero también podremos ser capaces de usar este modelo para probar cuál análisis genómico, cuál análisis de ADN, es realmente aplicable a Cannabis. Porque sabemos mucho de la historia, sabemos que jamaiquinas y colombianas fueron combinadas para desarrollar ciertas variedades. Y si eso no lo muestran los datos que estamos desarrollando, entonces tenemos que reinvestigar la aplicabilidad de cuáles de estos datos son realmente adecuados para estudiar el Cannabis.

Se trata de una planta muy compleja. A diferencia de otras plantas, es exogámica. Hay plantas masculinas y plantas femeninas. Entonces es imposible –casi imposible- caracterizar un indivíduo para un caracter que sea favorable. Si haces eso, puedes hacerlo artificialmente, pero no es la situación natural. Y también es polinizada por el viento. Entonces a menos que aísles las plantas para que no se polinicen unas a otras en el vecindario, el polen volará alrededor con el viento, y un padre, una planta puede ser padre de muchas, muchas descendientes con muchas compañeras diferentes. Entonces esto hace constante la diversidad en Cannabis. Y nosotros, como cultivadores, combatimos esta diversidad intentando estrecharla a una variedad de razas relativamente conocida. Pero este es un camino difícil. Es fácil producir semillas de Cannabis, pero no es una planta fácil para reproducir de manera estructurada que lleve a mejoras en la planta, que nos lleve a mejores variedades.

Project CBD: Y ¿Por qué tienes estos retos con la cría? ¿Cómo se relaciona la historia de la planta con eso?

Clarke: Es básicamente su historia natural –Solo que quiere ser exogámica, siempre está en la búsqueda de variedad en su propio mecanismo de supervivencia, si quieres. Y nosotros estamos tratando de estrechar esa variedad para que un cultivo tenga ciertas características. Madurará en una cantidad de semanas dada, tendrá cierto aroma y cierto contenido de cannabinoides. Siempre es una batalla entre tener suficiente diversidad para que la planta esté genéticamente saludable y no terriblemente entrecruzada, pero cruzada lo suficiente para que no sea solo un desayuno de emergencia de diferentes tipos en una población.

Project CBD: Ese es un punto interesante, estudiando la genética de la planta podemos iluminarnos en el proceso de secuenciar los genes de la planta. Usualmente se hace en el otro sentido, es la secuencia de genes la que nos da luces acerca de la planta. Es una reversa interesante. Pero asumamos que hay una correspondencia ahí, cambia lo que sujetos como Mowgli Holmes y el Proyecto Phylos, John Page obtuvieron en British Columbia, el compañero en Colorado y Kevin McKernann en Boston haciendo este trabajo tan interesante con la secuenciación de los genes de la planta. Digamos que el método es validado. ¿Cuáles son las implicaciones de esto en la industria del Cannabis, por ejemplo? Quiero decir, es una floreciente industria que se fundamenta básicamente en esta planta, al menos en teoría.

Clarke: Correcto, y la gente ha invertido una gran cantidad de energía en el desarrollo de lo que ellos llaman variedades, o al menos reproduciendo asexualmente un corte, tu sabes, haciendo propagación de clones. Y, una vez que empiezas a identificar las plantas, a tomarles sus huellas digitales si quieres (aunque no es el término más preciso), identificarlas de manera física, entonces tendrás la habilidad para protegerlas. La respuesta refleja inicial es, si podemos identificar las secuencias de genes que identifican mi variedad entonces voy a tratar de obtener una ganancia económica –patentando un producto o un proceso—comenzarás a pensar en restringir a otras personas de usar tu propiedad intelectual, tu variedad. Esa es la forma de verlo. Y esa es la forma en que las aplicaciones de patentes y procesos trabajan básicamente.

La situación con el Cannabis es un poco diferente, porque todo el mundo, o casi todo el mundo, ha dado semillas o esquejes de sus plantas favoritas a sus amigos. En el instante en que hacen eso ellos han puesto su creación en el dominio público. Es como manipular el manuscrito de tu libro sin tener los derechos de autor. Sería análogo. Entonces es parte del dominio público. Y, lo que quiere decir, es que la mayoría del Cannabis que está ahí afuera le pertenece a todo el mundo, No le pertenece a una sola persona. Y si alguien tiene algo que no hayan lanzado, ellos lo mantienen en propiedad, entonces solo les pertenece a ellos. Y cuando, si es que ocurre, haya un sistema en Estados Unidos para proteger estas plantas y ellas puedan ser protegidas. Pero, tiene mucho más sentido en lugar de pelear para evitar que la gente use algo que solo tú tienes, admitir que todos tenemos acceso a todas esas cosas y ellas pertenecen al dominio público, y no pueden realmente ser apropiadas y usadas por particulares.

Sería lo que se ha llamado “defensa” de los derechos de la propiedad intelectual preventiva. No estás a la ofensiva para intentar mantener a otras personas excluidas de usar tu variedad. Solo estás diciendo que esto es de todo el mundo y nadie puede tomar beneficio de eso. Y eso parece, en el actual estado de las cosas, la manera más lógica de manejar la situación.

Project CBD: A pesar de que tienes una cantidad de dinero moviéndose en la industria del Cannabis ahora, donde pienso que la propiedad intelectual es considerada en términos ofensivos. La idea de la propiedad intelectual defensiva es muy interesante y como tú dices puede ser más apropiada para las realidades en las cuales la narrativa del Cannabis se ha desplegado en nuestra cultura. Entonces tienes esto, todavía está la prohibición sobre las cabezas de todos. ¿A dónde nos lleva el futuro? ¿Cuáles son las implicaciones de eso?

Clarke: A mí me parece que ya tenemos modelos de hacia dónde va, probablemente, el Cannabis. Tenemos una industria boutique de vino, Tenemos una industria de cerveza artesana. La gente puede hacer su propia cerveza o vino, pero muy pocos se molestan en hacerlo. Van a comprar una cerveza o un vino en el rango de precio, calidad y características de la variedad que están buscando. Yo no veo que esto sería diferente con el Cannabis. Pero, como la cerveza y el vino, la mayoría de la gente bebe cervezas y vinos producidos en masa. NO quieren pagar los mejores. Están perfectamente felices bebiendo lo que se beben, fumando lo que se fuman. Y yo asumo que basados en la conveniencia y las cosas que serán muchas de las industrias de Cannabis, sabes que será la conveniencia de la industria –lanzada por una salida donde lo que sea que termina empieza, una tienda de licores o una tienda de Cannabis o un SpeedyMart o lo que sea, y escoger cualquier producto que te guste, si es un comestible, un vaporizador o lo que sea.

Realmente es duro imaginarse lo que será el clima regulatorio para todo esto. Es difícil percibir lo que la FDA va a hacer con la comida-droga o la droga-comida, “medibles”* como se llaman actualmente. Este es solo un escenario de pesadilla para mí. Esto es, las medicinas fueron la puerta de entrada para legalizar el uso social de Cannabis en adultos –bien que el camino ya inició- pero tan pronto como facciones médicas legítimamente conformadas, compañías, entren en esto el terreno completo cambiará. Tú no puedes decir que algo es una medicina a menos que puedas probar que es una medicina. Y, nosotros no tenemos la ciencia en la mayoría de los casos para respaldar que lo que siente la gente en sus corazones es correcto. Y probablemente ellos están en lo correcto. Nosotros tenemos evidencia anecdótica. Pero necesitamos ciencia dura. En muchos, muchos niveles con Cannabis, estamos asumiendo mucho más de lo que de hecho sabemos.

Project CBD: Entonces esto no encaja bien en el espacio si puede ser una comida o una droga, no encaja con la Food and Drug Administration. Tiene que ser “o” no “y”.

Clarke: Y es realmente un producto para el cuidado de la salud. Quiero decir, por qué hacer reclamos. Es un producto para el cuidado de la salud. Si yo decido que el vino rojo es bueno para mi corazón –de lo cual hay mucha evidencia que dice que el vino rojo es bueno para los corazones humanos- está bien. Pero yo no puedo poner una etiqueta en una botella de vino rojo que diga “este es un vino saludable para su corazón”. Allí es donde está dibujada la línea. Y hacemos cantidades de reclamos que no serán permitidos en ningún producto para el cuidado de la salud.

Entonces una cantidad del objetivo de nuestro grupo de consultoría es tratar de ayudar a la gente antes de las quejas. Es suficientemente fácil ver en un nivel federal muchas leyes que la gente deberá cumplir, muchos aros a través de los cuales saltar –con cualquier producto que sea comida o un producto de cuidado de la salud, o cualquiera de esta naturaleza. No es muy difícil imaginar los aros obvios a través de los cuales tendrás que saltar. Tenemos que esperar, y también tratar de entrar tanto como podamos como un grupo de usuarios y aquellos responsables por nuestros propios futuros, que no vamos a permitir que el Cannabis sea sobre regulado.

Ya no es peligroso, y está cambiando también para muchos otros productos de alimentos y drogas. Entonces por qué, ¿por qué debe ser sujeto de más acoso que otros grupos? No hay tal cosa como “tolerancia cero” para el excremento de rata en la mantequilla de maní. Se te permite tener una pequeña cantidad de excrementos de rata en la mantequilla de maní –no la suficiente para que la gente se enferme—pero tú no puedes decir que no tienes nada de excrementos de rata en la mantequilla de maní. Es imposible de alcanzar. Entonces no queremos metas con la regularización del Cannabis que la hagan imposible de lograr.

Project CBD: Parece que, en los términos de esquemas prohibicionistas, aquellos que definen, o tratan de definir lo que esa planta es, se sienten muy cómodos llamándola una planta de droga en un contexto prohibicionista –llamarla una planta de droga en un contexto médico es indolente. En el marco de referencia que presentas en Cannabis: Evolución y Etnobotánica, hablas de plantas de drogas y plantas sin drogas, las últimas son Cáñamos. No hablas mucho acerca de indica y sativa y la manera en que es tratado folclóricamente en nuestra propia comunidad ¿Por qué no? ¿Cuál es el inconveniente, por qué no hablar en esos términos que tienden a ser familiares con la gente? Tu sabes, cuando las índicas o una en particular, te hace más cansado y las sativas enérgico. ¿Cuál es el problema con esa manera de discutir las cosas?

Clarke: Bueno, yo pienso que está bien tener estas caracterizaciones. Y la gente –lo que estamos hablando aquí es el estudio de la clasificación de los organismos, o de clasificar cualquier cosa, es taxonomía. Cada cultura tiene diferentes maneras de hacer taxonomía. Cada grupo tribal que nombra las plantas que usa como alimento y medicina ha creado su propia taxonomía, en su propio lenguaje. Y en ocasiones es descriptiva. Y esas palabras, a través de descripciones, relacionan una especie de planta con otra debido a sus usos similares porque están agrupadas juntas bajo esta descripción. Pueden no estar relacionadas en términos de sus hojas y flores y hábitat de crecimiento particular, sino basadas en su uso.

Entonces la gente tiene que entender que la taxonomía es un asunto muy fluido. Y, por supuesto, es valioso llamar las cosas porque entonces tenemos un sistema común. Y cuando tú dices que estás hablando de Cannabis sativa, yo se que estás hablando de la misma planta que yo, y no de otras Cannabis o otras plantas de drogas o otras plantas de fibras. Todas son muy valiosas. Pero hemos terminado, al cabo de una clase de proceso de eliminación, terminamos llamando los dos diferentes grupos o clases generales de la droga Cannabis, me parece a mí que son ambas, sativa o indica. Bien, primero que todo, son híbridos entre dos grupos diferentes, como quieras llamarlo.

Terminamos con sativas e indicas como los nombres porque hasta hace poco la mayoría de los taxónomos estaba de acuerdo en que todas las variaciones de Cannabis forman parte de una especie, Cannabis sativa. Entonces, cuando el Cannabis afgano vino y era tan diferente, fue llamado indica. Y básicamente para diferenciarlo de lo que ya existía que era llamado sativa, y era una variedad de droga y había razones para pensar que era otra especie. Aquí es donde el debate de las dos especies empezó, cuando salió a la escena el Cannabis afgano, a finales de los 70’s. Pero antes la gente solo había visto Cannabis de droga que venía de India, no importa donde creciera, era originaria de India. Y el Cannabis afgano estaba limitado solo a Afganistán y partes de Pakistán hasta el final de los 70’s.

Project CBD: ¿Y lucían muy diferentes estos dos?

Clarke: Si, eran muy diferentes. Es un diferente hábito general de crecimiento, es más pequeño, más compacto, las hojas más anchas –

Project CBD: ¿La afganí?

Clarke: El afgano. Y un verde más oscuro, aromas brillantes y únicos. Y madura mucho más temprano que la semi tropical –

Project CBD: Pero ambas son plantas de drogas en el sentido en que si las usas te elevan.

Clarke: Plantas de drogas psicoactivas. Ambas contienen THC. Las variedades de la hoja delgada, las que la gente llama sativa. Las verdaderas indicas (indica significa de India), y lo que Lamarck llamó Cannabis indica, era lo él quería decir. El llamó a las variedades de droga de hoja estrecha provenientes de India. Y son completamente diferentes de las variedades afganas, que cuando fueron llevadas a California revolucionaron completamente la industria sinsemilla: hacer plantas que fueran muy productivas, fáciles de manipular y manejar porque eran más pequeñas, y de maduración más temprana. Y tenían aromas y sabores únicos que inicialmente le gustaron mucho a la gente. También eran altas en CBD. Todas las variedades de hashish tienen mucho CBD en ellas así como THC. En promedio, puede ser la misma cantidad de CBD que de THC. Y nosotros básicamente seleccionamos negativamente el CBD de estas variedades en nuestras sinsemilla modernas.

Project CBD: Y todavía, hay mucho de discusión acerca del CBD derivado del Cáñamo industrial, como si fuera –y debido a una definición arbitraria de Cáñamo, como inferior al 0,3% de contenido de THC para que sea una planta de Cáñamo, está la idea de que de alguna manera las plantas CBD dominantes no son Cannabis sino Cáñamo. Y todavía, cuando te detienes a mirarlo, una planta de CBD con 10, 15 por ciento, probablemente 20% de CBD en peso seco como ACDC en California –Mientras que no te eleva, sigue siendo una planta de droga. Entonces ¿tiene sentido llamarlo Cáñamo cuando tiene todos los cannabinoides en el, solo que no tiene principalmente THC? ¿No son todas simplemente plantas de drogas, como tú has dicho?

Clarke: Para mí lo son. Y sus trayectorias también son las mismas. ACDC y Harlequin y estas cosas, hasta donde se –y estoy muy seguro de que lo veremos en análisis genéticos- no tienen ancestros de Cáñamos. No tienen Cannabis sativa europea en ellas ni tampoco tienen Cannabis indica china subespecie chinensis, que es el de las variedades de droga de la hoja ancha. Es un Cáñamo diferente, el Cáñamo asiático. Pero estos no están en las variedades altas en CBD. Yo sospecho que el CBD en estas viene de Afganistán. Y ellas son, fueron plantadas, como variedades de drogas psicoactivas. Solo pasó que no lo fueron –no pudieron llevar el niño a la bañera en este caso particular.

Cuando los análisis empezaron a estar en un nivel disponible al público hace unos años, la gente volvió y miró las diferentes variedades y quedó sorprendida. Esta tenía CBD en ellas. ¡Mucho! ¡No tenían idea! ¡Ninguna idea! Y esas fueron variedades de drogas psicoactivas antes de darse cuenta de que podían usarse para algo más. Entonces por supuesto que son plantas de drogas. Fueron seleccionadas para drogas. Fueron seleccionadas para alto THC. Pero resultó que también, algunas plantas fueron altas en CBD –muy pocas de ellas. Y eso es lo que tenemos hoy en estas plantas de droga de alta producción de CBD, pero el producto final son drogas. No son plantas de Cáñamo. No estamos comiendo sus semillas ni usando sus fibras. Entonces sí, puedes llamarlas plantas de drogas, plantas de drogas no psicoactivas.

Project CBD: Para mí, eso tiene mucho más sentido. La manera en que hablamos del CBD derivado de Cáñamo, ¿de qué estamos hablando aquí? Si es una planta que tiene 8, 10, 15, 20 por ciento de cannabinoides, no importa si es CBD o THC como tú dices, es una planta de droga. Eso es lo que es. Una planta de cáñamo se cultiva por sus fibras o por el aceite [de las semillas], que es una cosa diferente. Y todavía, es borroso, yo creo, en parte debido a esta fiebre verde por establecer un apoyo en el nuevo mundo valiente del Cannabis legalizado, tal como es. Pero, de todas maneras, ha sido muy interesante. Conoces tu trabajo, yendo atrás a Botánica de la Marihuana a inicios de los 80’s, ha sido –realmente has sido el mentor de una generación de agricultores que yo creo que en estos días están a favor de cambios interesantes. Podrías comentarnos lo que ves en futuro para los agricultores que han llevado el balón a sitios como el Triángulo Esmeralda haciendo esta clase de cruces, esta agricultura ilegal. ¿Qué piensas que depara el futuro?

Clarke: Yo creo que el futuro para mucha de esta gente será realmente brillante. Pero ellos son la clase de gente que cae de pie no importa cómo. La gran mayoría de la gente, creo, será dejada atrás. Y esto es solo porque hemos operado en un marco de prohibición. ¿Sabes? El precio del Cannabis es artificialmente muy alto, y esto es porque ha sido prohibido. No es particularmente difícil de cultivar. Ahora es más fácil para una persona promedio cultivarlo que antes. Y la gente que ha estado relacionada con este negocio, especialmente en California, vive en áreas agriculturales marginales. Eran excelentes áreas para los movimientos de regreso a la tierra porque la tierra estaba descartada y era barata, dejada atrás por la industria maderera. Ves que las tierras bajas están ocupadas por los viñedos que han estado ahí por más de 100 años. Ahí es donde la buena tierra estaba en el Norte de California. Y los del regreso a la tierra terminaron arriba con el resto. Ellos han sacado un increíble provecho. De una manera, desafortunadamente, el Cannabis se ha convertido en un elemento clave del panorama económica en lugares como California del Norte. Y esto no puede persistir. Habrá muchas regulaciones para la mayoría de la gente. Esto simplemente no valdrá la pena. Y habrá gente que se quedará así. Habrá cultivadores boutique. Pero, ¿sabes? una cantidad de ellos probablemente se están moviendo a alguna parte del estado que tenga mejor clima, si son realmente serios acerca de esto. Y es triste, pero cierto. Es la configuración económica de la imagen. Habrá mayores productores, como para todo. Entonces sí, espero que todo el mundo se adapte tan bien como pueda.

Derechos reservados Project CBD. No debe ser reimpreso sin autorización.


Traducido por Julian Caicedo, Anandamida Gardens, Colombia