Memorias de los fármacos: CBD y la adicción

Existe un pequeño pero creciente cuerpo de evidencia que sugiere que el cannabidiol (CBD), un componente no intoxicante del cannabis, puede ayudar en la recuperación de la adicción debido a sus efectos sobre la memoria.
Por Adrian Devitt-Lee el Mayo 21, 2018
the importance of forgetting in mental health should not be underestimated
The importance of forgetting in mental health should not be underestimated

Por lo general, las personas se burlan de aquellas que fuman marihuana por la pérdida de memoria a corto plazo, y existe una verdadera preocupación sobre el trastorno de memoria debido al consumo de cannabis, en particular entre personas mayores que consideran al cannabis como una opción terapéutica.

Sin embargo, no se debe subestimar la importancia del olvido en la salud mental.

Existe poca, aunque cada vez más, evidencia que sugiere que el cannabidiol (CBD), un componente del cannabis que no causa intoxicación, puede ayudar en la recuperación de la adicción gracias a sus efectos sobre la memoria. El trabajo realizado por científicos brasileños en la Universidad Federal de Santa Catarina nos ayuda a comprender este proceso.

Existen varios aspectos de la adicción, una palabra que no se utiliza para diagnóstico médico. (En cambio, se utilizan términos como dependencia, abuso, mal uso y trastornos por consumo para describir pequeñas diferencias en comportamientos adictivos). Independientemente de cuál sea la definición exacta, los intensos deseos inducidos por señales, ya sea por la generalización del alcohol en eventos sociales o los patrones que uno asocia con fumar cigarrillos, hacen que la recuperación de la adicción sea difícil.

Cuando una persona está expuesto a las drogas, la experiencia se revive hasta cierto punto, y luego se vuelve a consolidar para que pueda recordarlo más tarde. Según un estudio de 2017 publicado en el Journal of Addiction Biology, el CBD puede interferir específicamente con este proceso de reconsolidación y, de esta forma, reducir futuros deseos intensos.

Este trabajo se llevó a cabo en ratones; un modelo animal para deseos intensos inducidos por señales se llama preferencia condicionada de lugar (CPP, por sus siglas en inglés). Los primeros ratones están condicionados a asociar un entorno con un fármaco gratificante como la morfina y otro sin ningún fármaco. Entonces, se mide la preferencia por el ambiente asociado con la morfina en la ausencia del fármaco. A pesar de que este modelo es simple, está asociado a resultados en humanos, como una recaída.

Cuando se administró una dosis de CBD moderada inmediatamente después a una exposición de señal, la reconsolidación de la señal se vio interrumpida. Idealmente, esto se traduciría en humanos como una reconsolidación interrumpida por deseos intensos de opiáceos.

Durante las siguientes dos semanas, los ratones tratados con CBD prefirieron el ambiente relacionado con morfina mucho menos que los animales no tratados. Además, el único tratamiento con CBD retuvo este efecto protector, incluso cuando se volvió a administrar la morfina más tarde (un modelo de recaída).

Otro trabajo mostró que el CBD puede reducir, específicamente, los efectos gratificantes de opiáceos. Esta investigación sugiere que el CBD puede ayudar a olvidar los hábitos de la adicción, que llevan a deseos intensos y recaídas mucho después de que la abstinencia haya disminuido. Para algunas personas, los cannabinoides pueden ser de ayuda para alejarse de la adicción en lugar de acercarse a ella.


Adrian Devitt-Lee es un escritor colaborador de Project CBD.