Cómo controlar las náuseas con cannabis

Por Stacey Kerr, M.D. el Abril 16, 2018
Destacados: 
  • Las náuseas y los vómitos son mecanismos de defensa protectores del cuerpo. Los episodios de corto plazo pueden ser terapéuticos, aunque miserables.
  • En algunas ocasiones, el cannabis puede aliviar las náuseas de manera más eficaz que los medicamentos recetados.
  • El tetrahidrocannabinol (THC) reduce los vómitos, ya que combina los receptores cannabinoide CB1.
  • El cannabidiol (CBD) reduce las náuseas, ya que interactúa con los receptores de serotonina.
  • Estudios preclínicos indican que el CBDA, la versión sin calentar del CBD, es un antiemético más potente que el CBD.

La perspectiva de una paciente

Laura era una persona que pasó mucho de su tiempo como médica tratando trastornos por el abuso de sustancias. Además, no existe información reciente que haya consumido cannabis. No me sorprendió su aversión por el uso de cannabis mientras recibía quimioterapia para el cáncer de mama que padecía. Las náuseas y la ansiedad que antecedía a su inevitable ocurrencia eran incapacitantes. Estudié con Laura medicina familiar y entendí los efectos benéficos del cannabis que consumían mis pacientes con cáncer, pero fue muy difícil que Laura aceptara mi consejo.

Finalmente, le mostré un vaporizador calibrado, un método de administración que podría proporcionarle alivio con rapidez, pero era diferente al enfoque de “fumar detrás del granero” que había imaginado. Comenzó a consumir hierbas con alto contenido de CBD con una proporción de 2:1 CBD:THC, esperando que la intoxicación resultante sea lo suficientemente leve de tolerar.

Pasado tres días desde la última quimioterapia que recibió Laura, me llamó y respondí rápidamente para saber si su ensayo con cannabis había sido útil. Al principio, me preocupada que estuviera llorando mientras estaba al teléfono, pero una vez que comprendí lo que decía, me emocioné. Me dijo: “Funcionó más rápido, mejor y de forma más completa que cualquier otro medicamento que me haya prescripto mi oncólogo”.

Si leer sobre náuseas y vómitos hace que se sienta indispuesto, puede ir directamente hacia el final de este artículo y omitir todos los detalles posiblemente nauseabundos. Las náuseas son así, fáciles de sentirlas si es propenso a ellas.

Las náuseas y los vómitos son problemas diferentes y distintivos, claramente relacionados, pero bastante diferentes cuando se trata de sus causas y tratamientos. Aquellas personas que las sufren saben que las náuseas son peores que los vómitos, ya que son una sensación continua y más difíciles de controlar.

¿Qué son las náuseas?

Las náuseas y los vómitos son mecanismos de defensa protectores del cuerpo y los episodios de corto plazo pueden ser terapéuticos, aunque miserables. ¿Qué sucede si las náuseas no son breves? ¿Qué sucede si es un efecto secundario inevitable, o crónico, sin alivio a simple vista?

Si no existe un desencadenante claro para las náuseas, un paciente debería trabajar junto a su médico para descubrir el problema subyacente, especialmente si las náuseas no se resuelven en uno o dos días, ya que puede ser una señal de problemas más serios.

Posibles causas de las náuseas

· Migraña

· Lesión en la cabeza

· Convulsiones

· Trastornos auditivos, que incluyen infecciones

· Cinetosis

· Trastornos gastrointestinales

· Apendicitis

· Hepatitis

· Pancreatitis

· Infecciones bacteriales o virales

· Medicamentos: quimioterapia y otros

· Toxinas: arsénico, pesticidas, ricino

· Embarazo

· Infarto

· Dolor

· Trastornos psiquiátricos o emotivos

¿Cómo funcionan las náuseas?

¿Qué sucede en el cuerpo cuando sentimos náuseas? El cerebro, el sistema gastrointestinal y el sistema nervioso tienen un rol en esto. Contamos con más información sobre la fisiología de los vómitos que sobre las náuseas, por lo que existen mejores terapias disponibles para su alivio.

Una clave para controlar los síntomas parecen ser los receptores que se encuentran en partes del cerebro y en el tracto gastrointestinal, que producen y se une con la serotonina, un neurotransmisor.  Zofran, un reconocido medicamento antiemético (antivomitivo), bloquea los efectos nauseabundos de la liberación de serotonina.

Cannabinoides para controlar las náuseas

El cannabinoide CBD no intoxicante interactúa con los receptores que liberan serotonina y se demostró que, cuando se administra en dosis relativamente pequeñas, ayuda a aliviar las náuseas y los vómitos. Además, el CBD puede ser eficaz para aliviar la ansiedad, lo que ayuda a los pacientes a controlar la angustia por padecer náuseas crónicas.1

Para muchas personas, el THC también es eficaz como un cannabinoide para las náuseas. Cuando el THC se une a los receptores CB1 en partes específicas del cerebro, actúa para reducir los vómitos.2 En este caso, los posibles efectos secundarios del THC también pueden ser terapéuticos si no son demasiado intensos. Crear un estado mental más positivo es útil para cualquier persona que reciba quimioterapia o experimente náuseas crónicas difíciles de tratar.

El CBDA, la forma cruda y acídica de CBD, es aún más activo en los receptores de serotonina, y estudios preclínicos (animales) indican que el CBDA es un potente antiemético, más fuerte que el CBD o el THC. 2, 3  CBDA es la forma de CBD que existe en la planta con alto contenido de CBD que está creciendo, antes de que se haya secado o calentado. Cuando se calienta, el CBDA se convierte en CBD, al igual que el THCA se decarboxila para convertirse en el THC.  En la actualidad, la mejor fuente de CBDA sería el jugo de plantas frescas con alto contenido de CBD, aunque, en el futuro, los dispensarios podrían ofrecer productos con CBDA a pacientes que los necesiten.

Náuseas relacionadas con el tratamiento contra el cáncer

El estado de ánimo durante la quimioterapia puede incluir el “efecto placebo”, expectativas negativas de tratamiento, que produce náuseas anticipatorias. Solo pensar en los inevitables efectos secundarios puede ser abrumador. Esto es así en especial si la primera ronda de quimioterapia no se trata de manera eficaz. Los antieméticos recetados no son de utilidad para tratar las náuseas anticipatorias, aunque el cannabis parece prometedor. La Prof. Linda Parker, una neurocientífica del comportamiento de la Universidad de Guelph en Ontario, Canadá, descubrió que varios fitocannabinoides, incluidos el THC, CBD y CBDA, alivian las náuseas anticipatorias en animales de laboratorio. Es necesario llevar a cabo ensayos clínicos en humanos.

Dónde comenzar

El cannabis puede proporcionar alivio a pacientes que padecen náuseas causadas por quimioterapia, radiación u otros motivos identificables. El THC, CBD y CBDA son prometedores en los laboratorios de investigación y ya demostraron su eficacia en los hogares de pacientes que tienen experiencia. El medicamento de la planta entera es más eficaz que cualquier cannabinoide aislado, pero ¿con qué perfil de cannabinoide debería comenzar si este es su objetivo?

Eso depende de cierta forma en la experiencia que tenga con el medicamento. Si nunca antes lo ha probado, la mejor idea sería comenzar con un medicamento con alto contenido de CBD que contenga algo de THC en la mezcla, como lo hizo Laura. Una vez que se acostumbre al medicamento, puede aumentar la cantidad de THC según sea necesario. Y, si tiene acceso al CBDA no intoxicante, sería de utilidad poder incluirlo.

Muchos médicos aceptan el consumo de cannabis para las náuseas y los vómitos causados por la quimioterapia o la radiación, aunque no lo harían en otras condiciones. Es eficaz y se tolera bien y, si bien aún no comprendemos todos los mecanismos de acción, sí sabemos cómo funciona. Los pacientes deben saber dónde crece y se prepara su medicamento y solo utilizar cannabis que haya sido analizado en laboratorio y no posea contaminantes. Con medicamentos de calidad, las posibilidades de aliviar las náuseas pueden estar a una dosis de distancia, al igual que lo hizo Laura.

 


La Dra. Stacey Kerr es una profesora, médica y escritora que vive y trabaja en el Norte de California. La Dra. Kerr trabajaba en la práctica privada hasta que decidió escribir y educar a tiempo completo. Después de muchos años de trabajar con la Sociedad de Médicos de Cannabis y de codesarrollar el primer curso completo en línea sobre la medicina del cannabinoide, ahora trabaja como directora médica para Hawaiian Ethos. Este artículo fue publicado originalmente por Hawaiian Ethos.


FUENTES:

1. Alexandre Rafael de Mello Schier y colaboradores, Cannabidiol, a Cannabis sativa constituent, as an anxiolytic drug, Rev Bras Psiquiatr. 2012;34(Supl1): S104-S117

2. Regulation of Nausea and Vomiting by Cannabinoids, Br J Pharmacol. Agosto de 2011;163(7):1411-22. doi: 10.1111/j.1476-5381.2010.01176.x.

3. Bolognini y colaboradores, Cannabidiolic acid prevents vomiting in Suncus murinus and nausea-induced behaviour in rats by enhancing 5-HT1A receptor activation. British Journal of Pharmacology. Marzo de 2013;168(6):1456-70. doi:10.1111/bph.12043.

4. Keith A. Sharkey y colaboradores, Regulation of nausea and vomiting by cannabinoids and the endocannabinoid system Eur J Pharmacol. 5 de junio de 2014; 722: