ICRS 2016: Reporte desde Bukovina

ICRS Bukovina Ciencia Cannabinoide
Por En Febrero 17, 2017

A finales de junio, doscientos noventa y siete delegados de 24 países asistieron a la vigesimosexta conferencia anual de la Sociedad Internacional de Investigación Cannabinoide (ICRS, por sus siglas en inglés). Este año la reunión tuvo lugar en Bukovina, en un retiro polaco enclavado en las pintorescas faldas de las montañas Tatra.

El simposio de cuatro días de ciencia presentó 87 conferencias y 100 carteles cubriendo un amplio rango de temas pertinentes a la ciencia cannabinoide y la medicina.

Varios reportes ilustraron acerca de las potenciales aplicaciones terapéuticas del CBD:

  • Trauma cerebral. Científicos españoles reportan que la administración de CBD luego de un derrame cerebral en animales, restaura el desempeño neuro-comportacional y previene la exito-toxicidad por la producción de dopamina y serotonina.

  • El CBD protege. La combinación de CBD con hipotermia (enfriamiento) es más efectivo que la hipotermia sola en proteger la función cerebral en mamíferos recién nacidos después de una isquemia hipóxica.

  • Dolor neuropático. Investigadores de la Universidad de Temple, Filadelfia, determinaron que el CBD y el THC trabajan en sinergia para tratar el dolor neuropático producido por lesiones de la médula espinal.

  • Cáncer. Científicos italianos descubrieron que un extracto de cannabis rico en CBD potenció los efectos quimioterapéuticos de medicinas farmacológicas contra el cáncer de próstata; otro estudio italiano mostró que el CBD reduce la viabilidad de células blancas cancerígenas e induce la muerte celular en líneas celulares de mieloma múltiple. CBD para niños. ¿Por qué algunos pacientes pediátricos de epilepsia responden sobresalientemente bien al CBD y otros no? Douglas Smith de Medicinal Genomics expuso sobre factores genéticos que influencian la eficacia del CBD en desórdenes convulsivos catastróficos.

  • Hola GABA GABA! Una de las maneras que el CBD produce efectos ansiolíticos o anti-ansiedad es mejorando la transmisión del receptor GABA, de acuerdo a investigadores australianos. Los receptores GABA son directamente activados por las benzodiacepinas, como el Clobazam, una droga anti-epiléptica. La investigación clínica ha mostrado que el CBD aumenta los niveles de Clobazam en la sangre en casos de convulsiones pediátricas, indicando una interacción entre estos medicamentos.

  • El CBD disminuye la presión arterial. Científicos polacos mostraron que el CBD relaja las arterías entéricas y pulmonares en modelos animales de hipertensión.

  • Evaluación intestinal. El CBD es un protector contra la permeabilidad intestinal por respuesta a citoquinas pro-inflamatorias (hormonas de estrés) en el colón.

Más allá de las múltiples acciones del CBD, numerosas presentaciones se enfocaron en el rol del sistema endocannabinoide en la patología de la enfermedad, incluyendo al mal de Alzheimer y otros padecimientos neurológicos. Investigadores alemanes reportaron que la activación del receptor cannabinoide CB2 reversa la neuro-inflamación y el deterioro de la memoria inducido por las proteínas beta-amiloides. Hubo diferencias entre los científicos sobre si los receptores CB2 están expresados en el cerebro y el sistema nervioso central bajo condiciones normales o solo bajo condiciones extremas, como después de un derrame cerebral.

Un modelo animal de estudio colaborativo hecho por investigadores de la Universidad de Londres y la Universidad de Nottingham en el Reino Unido subrayó la posibilidad de la protección contra el envejecimiento vascular usando el sistema endocannabinoide -- específicamente inhibiendo la enzima FAAH (siglas en inglés de: "Fatty acid amide hydrolose") que degrada a la Anandamida, un lípido cannabinoide endógeno muy importante, que activa el receptor CB1. Menos FAAH significa más Anandamida, y más Anandamida significa mayor señalización del receptor CB1. Pero la FAAH de las ratas difiere de la FAAH humana por lo tanto los inhibidores sintéticos de FAAH aún tienen que ser testeados en humanos.

Dale Deutsch, un bioquímico y biólogo celular en la Universidad de Stony Brook, en New York, identificó inicialmente a la FAAH como un componente crucial del sistema endocannabinoide en 1993. Recipiente del premio “Career Achievement Award” del ICRS en 2016, Deutsch discutió sus últimos estudios acerca de la recaptación, transporte y desactivación endocannabinoide en un ponencia magistral. Su laboratorio ha identificado proteínas de ácidos grasos específicas FABPs (por sus siglas en inglés) que transportan a la Anandamida dentro de la célula donde es entregada al FAAH y es desactivada. Deutsch notó que el Cannabidiol se une a las mismas moléculas de transporte FABP y que esto puede impactar la señalización cannabinoide. Cuando el cannabidiol está presente en cantidades suficientes bloqueará el transporte y degradación de la Anandamida resultando en niveles más altos de cannabinoides. “Este podría ser uno de los mecanismos mediante los cuales el CBD funciona en la epilepsia infantil: incrementando los niveles de Anandamida”, sugirió Deutsch.

La Anandamida es uno de los dos compuestos cannabinoides principales que son producidos por demanda las veinticuatro horas del día para mantener la homeostasis fisiológica. El otro endocannabinoide principal, conocido como 2AG, figura prominentemente en la adaptación al estrés y a la resiliencia. Sachin Patel, ganador del premio “Young Investigator Award” de la ICRS en el 2016, y su colega en la Universidad de Vanderbilt, Rebecca Bluett, elaboraron sobre el rol del 2AG en la regulación del estrés. “En la mayoría de los casos”, dice Patel, “la señalización endocannabinoide vía receptores CB1 parece contrarrestar respuestas agudas de estrés y los efectos adversos de la exposición al estrés crónico, mientras que antagonistas funcionales de este sistema inhabilitan la capacidad de los organismos para enfrentar apropiadamente el estrés”

Ning Gu, un científico de la Universidad de Ottawa, explicó que la señalización cannabinoide regula como se vuelve a la consciencia a medida que nos recobramos de anestesia general. Otras presentaciones examinaron el impacto de la dieta en el tono endocannabinoide. Como era de esperarse, la típica dieta occidental de “cafetería” desregula el eje cerebro-intestinos, el cual es mediado por el sistema endocannabinoide.

El Dr. John McPartland, coautor del trabajo seminal, “Cuidado y alimentación del sistema endocannabinoide”, nos habló a través de una expedición geológica imaginaria que rastreó las muestras de polen de Cannabis más antiguas conocidas, hace 19,6 millones de años, en las praderas de la meseta del Tibet. Esta muestra botánica única y antigua se separó de su prototipo cannabis/humulus hace unos 27.8 millones de años, según secuencias de ADN de cloroplastos.

La investigación científica con la planta de Cannabis condujo al descubrimiento de un sistema de comunicación bioquímico anteriormente desconocido en el cuerpo humano, el Sistema Endocannabinoide, el cual juega un rol crucial en la regulación de nuestra fisiología, estado de ánimo y experiencia del día a día.

El conocimiento de que hay receptores en el cerebro que responden farmacológicamente al Cannabis - y la subsecuente identificación de compuestos cannabinoides endógenos en nuestros propios cuerpos que se unen a estos receptores – ha avanzado significantemente nuestro entendimiento de la biología humana, la salud y la enfermedad. Además sustenta de manera contundente la explicación de porqué el Cannabis es una medicina tan diversa y efectiva y porque es de lejos la hierba ilícita más popular en el planeta.

Martin A. Lee es el director de Project CBD y el autor de Smoke Signals: A Social History of Marijuana – Medical, Recreational and Scientific.

Derechos reservados Project CBD. No debe ser reimpreso sin  autorización.

Traducción por Julian Caicedo – Anandamida Gardens, Colombia

Buscar dispensarios cercanos

(y servicios de entrega)