Aceite de oliva, cáncer y el receptor CB-1

Es ampliamente conocido que el aceite de oliva tiene muchos beneficios para la salud, pero recientemente los científicos han descubierto que los importantes atributos terapéuticos del aceite de oliva están mediados por el sistema endocannabinoide.
Por Martin A. Lee el Noviembre 13, 2014
Olive oil and endocannabinoid receptors

Es ampliamente conocido que el aceite de oliva tiene muchos beneficios para la salud, pero recientemente los científicos comprendieron que los importantes atributos terapéuticos del aceite de oliva están mediados por el sistema endocannabinoide.

Mauro Maccarone, un científico de la Universidad de Teramo, Italia, era consciente de reportes en la literatura científica que identificaban el receptor cannabinoide conocido como “CB-1” como una proteína capaz de controlar el crecimiento tumoral en cáncer de cólon. El se propuso investigar si el aceite de oliva otorgaba un efecto anticancerígeno al influenciar la expresión del receptor CB-1. Maccarone midió la expresión del receptor CB-1 en células de cáncer de cólon y las comparó con la expresión de CB-1 en células normales del cólon humano.

“Hemos encontrado que CB-1 está menos expresado en células con cáncer porque está mucho más metilado al nivel de los promotores. El gen está ahí, pero no se expresa”, le contó Maccarone a Project CBD durante una sesión de carteles en la Conferencia de 2014 de la Sociedad Internacional de Investigación sobre Cannabinoides (ICRS, por sus siglas en inglés).

Catalizado por enzimas específicas, el proceso conocido como metilación está involucrado en la regulación de la expresión de los genes y la función de las proteínas. Un “promotor” es una región de ADN que inicia la transcripción de un gen particular. Es donde el ADN se transforma en ARN.

En células normales, la región promotora no está muy metilada y el gen se expresa. Pero en las células cancerosas, la región promotora está altamente metilada y el gen es silenciado. Más metilación del gen significa menor expresión de CB-1 y un tono endocannabinoide más débil.

Parece que la metilación aberrante es un factor precipitante en el desarrollo del cáncer. Pero la metilación no solo ocurre por sí misma. Si un gen es metilado inapropiadamente, entonces algún proceso del cuerpo está provocando que esto suceda. El trauma psicológico y la activación del sistema de alto nivel de estrés del cuerpo, especialmente en la primera infancia, son conocidos por desencadenar la metilación anormal que cambia el ADN y desactiva los genes. Esto también ocurre en animales. Hay estudios que muestran la diferencia entre cuidados maternos durante los seis primeros días de vida de una rata resultan en diferentes patrones de metilación en regiones promotoras, influenciando de esta manera la expresión de los genes.

Una dieta pobre y la exposición a toxinas ambientales también pueden sesgar la expresión de los genes.

Maccarone hipotetizó que el aceite de oliva puede contrarrestar algunos de los efectos adversos de la metilación.

“Descubrimos que el aceite de oliva, en particular los componentes fenólicos del aceite de oliva, pueden reactivar la expresión de CB-1. Al adicionar aceite de oliva a la dieta de un animal, podemos restaurar un nivel de receptores CB-1 normal que protegerá a las células del cáncer”, explicó Maccarone.

“Esto es muy interesante y prometedor porque sugiere que el impacto normal diario de la cantidad correcta de aceite de oliva puede ser protector y puede darle mejores oportunidades de tener una vida saludable”.

Derechos reservados Project CBD. No debe ser reimpreso sin autorización.


Traducido por Julian Caicedo, Anandamida Gardens, Colombia